Declaración de Ginebra

Esta es la Declaración de Ginebra Juramento Hipocrático que se pronuncia por las alumnas y alumnos de sexto grado de medicina en el acto ofial de graduación de cada promoción.

A continuación dejamos el texto que pronuncian los alumnos:

En el momento de ser admitido entre los miembros de la profesión médica, prometo solemnemente consagrar mi vida al servicio de la humanidad.

Otorgar a mis maestros los respetos, consideraciones y la gratitud que merecen.

Ejercer mi profesión a conciencia y dignamente.

Velar ante todo por la salud de mi paciente.

Velar ante todo por la salud de mi paciente.

Guardar y respetar los secretos confiados a mí, aun después del fallecimiento del paciente.

Mantener, por todos los medios a mi alcance, el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica.

Considerar como hermanos y hermanas a mis colegas.

No permitiré que consideraciones de origen étnico, raza, sexo u orientación sexual, nacional, edad, enfermedad o incapacidad, credo, afiliación política, clase social o cualquier otro factor se interponga entre mis deberes y mi paciente.

Velar con el máximo respeto por la vida humana.

No emplear mis conocimientos médicos para contravenir las leyes humanas, incluso bajo amenaza.

Declaración de Ginebra