¡Hola!

Parece mentira, pero hace nada estábamos celebrando el fin de una etapa de vuestra vida, y en cuestión de días ya habréis alcanzado otra meta. ¡Qué rápido vais!

Posiblemente el tiempo haya pasado diferente para vosotrxs y nosotros durante estos meses, porque sabemos que el esfuerzo y sacrificio que habéis hecho ha sido muy duro.Imaginamos que vuestro estado de ánimo habrá sido como una montaña rusa, que echaréis de menos vuestra vida social y que la confianza en vosotrxs mismxs puede variar por minutos. Por eso queríamos , en la medida de lo posible, poder daros una bocanada de aire fresco con esta carta y haceros revivir todos esos sentimientos y emociones que os acompañaron durante todo el año pasado.

Os vimos reír sin parar, celebrar, brindar, abrazaros hasta llorar, bailar hasta agotar toda la energía… Incluso supimos de vuestros miedos de cara a esta nueva etapa. Y ¡Volià! ya ha pasado. Es de admirar todo lo que habéis conseguido, y no debéis olvidar que sois excepcionales, porque no todo el mundo es capaz de llegar hasta donde estáis vosotrxs.

Pase lo que pase la semana que viene, no olvidéis porqué estáis aquí, porqué elegisteis medicina, pero sobretodo, nos perdáis las ganas y la ilusión que han sido vuestro motor.

Por nuestra parte, con todo el cariño y aprecio que os tenemos, os deseamos muchísima suerte a todxs. Os mandamos muuuucha energía positiva y nos morimos de ganas por saber de vosotrxs cuando hayáis vuelto a la normalidad.

Un achuchón bien fuerte de Toni y Bea.